/ Notícias

Testimonio de Cristina Santedicola

1

Después de 4 años de lucha contra un linfoma no-Hodgkin, el cual no respondió a ninguno de los tratamientos  hasta entonces existentes, a finales de 1997, me informaron que la medicina no tenía nada más que hacer por mí. En otras palabras, había llegado al final de mis días.

Pocas semanas más tarde, mientras seguía buscando alguna forma de seguir luchando, me enteré de que el FDA (Agencia Norteamericana que controla los alimentos y los medicamentos), acababa de aprobar el uso humano experimental de un medicamento dirigido exactamente para este tipo de linfoma. Como bióloga apasionada por la vida y como paciente que se niega a morir, decidí aferrarme de aquella última posibilidad. Casi dos décadas después de ser curada, sigo agradeciendo a Dios, a los médicos, los investigadores , los animales de laboratorio  y también a las personas y empresas que financiaron las investigaciones que dieron fruto a aquella medicación.

He visto con preocupación el avance alarmante del cancer en el mundo entero, especialmente en los países en vía de desarrollo.  En estos países,  los desafíos son aún mayores  debido a la especifidad, regional de algunos tipos de cáncer, la escasez de recursos para la prevención,  y el diagnóstico precoz, además de la ausencia  de una cultura de apoyo financiera las investigaciones clínicas, a pesar de los beneficios fiscales previstos para todos los donadores –  personas físicas y jurídicas.

El proyecto Cura es una esperanza en este escenario ya que tiene  como objetivo la recaudación de fondos para apoyar la investigación de nuevos medicamentos para combatir el cáncer en Brazil. Existen normas estrictas para la aprobación de la investigación para los comites de ética local, que son parte de una red nacional de regulación que protege la seguridad y el bienestar de cada participante de la investigación.

Los beneficios logrados en la investigación clínica no solo llega a los pacientes que consiguen curarse y retomar su vida normal, sinó  que también añaden valor a las instituciones y a los profesionales involucrados en sus diversas etapas, abriendo nuevas fronteras de conocimiento científico que precederán nuevos avances científicos.

La vida no tiene precio. Porfavor, ayuda a Proyecto CURA a salvar vidas!

Cristina Santedicola,
Bióloga, Maestra en Geología

Salvador, 13/Sep/201.